COLEGIOS SOLIDARIOS

La red de colegios maristas vinculados a la Fundación Montagne hace de la solidaridad uno de sus rasgos distintivos.

Sensibilizar y educar para el desarrollo supone el diseño de procesos que promuevan el cambio de comportamientos y actitudes, fomentando valores tales como el respeto, la equidad, la justicia, la corresponsabilidad, el compromiso, la generosidad.

Se trata de invitar a tener un "proyecto de vida solidario", no solo a realizar actividades solidarias puntuales. La escuela es, para ello, un ámbito privilegiado.

IMG_8554 (3).JPG

Educamos en, para y desde la solidaridad, informando de las situaciones de injusticia social, de las causas y estructuras que las perpetúan, de las repuestas que podemos dar y de la interdependencia que existe entre todos.

Se proponen experiencias en el ámbito curricular a través de la metodología del aprendizaje cooperativo, que favorece conductas prosociales basadas en interacciones positivas y la resolución constructiva de conflictos.

La realización de proyectos de aprendizaje y servicio, en los que se combina el aprendizaje de contenidos, competencias y valores con la realización de tareas de servicio a la comunidad, enseñan a enfrentarse a necesidades reales del entorno con el objetivo de mejorarlo.

El compromiso personal y colectivo se pone en práctica mediante experiencias de prevoluntariado y voluntariado, y con la participación en proyectos solidarios locales, canalizados a través de nuestra Fundación Montagne. También es importante la colaboración con proyectos de cooperación al desarrollo que son gestionados por las ONGD con vinculación marista S.E.D. y Fundação Champagnat.